18 mayo, 2024

IsProto

Soluciones para Redes e Internet

Siete estrategias para proteger los secretos comerciales y la propiedad intellectual

estrategias para proteger los secretos comerciales

Para las empresas de todos los sectores, la propiedad intelectual, como los procesos, las recetas y las innovaciones patentados, representan activos estratégicos fundamentales y ventajas competitivas.

Sin embargo, sin una protección vigilante, los secretos comerciales sensibles se filtran, se plagian o se roban, destruyendo la diferenciación del mercado de la noche a la mañana. Proteger las joyas de la corona intelectual de su organización requiere una estrategia de protección de la propiedad intelectual multifacética que cubra a las personas, los procesos, la tecnología y las salvaguardias legales.

Establecer una estrategia integrada que combine controles de acceso, políticas de seguridad, defensas cibernéticas, monitoreo interno y supervisión legal es esencial para salvaguardar el conocimiento institucional.

Este artículo describe siete consideraciones clave y mejores prácticas para proteger su conocimiento institucional más valioso y prevenir violaciones devastadoras.

Comprenda sus activos de propiedad intelectual clave

Primero, identifique la propiedad intelectual específica que es absolutamente vital proteger. Detalle los secretos comerciales, invenciones patentadas, fórmulas protegidas, técnicas especiales o datos confidenciales en los que se basa su organización para tener éxito en el mercado.

Prioriza el 20% de IP que representa el 80% de tu valor. Para las marcas de consumo, esto puede incluir recetas secretas. Para empresas de tecnología, algoritmos subyacentes y código. Fabricantes, maquinaria patentada y métodos de fabricación.

Comprenda quién crea y controla el acceso a estos activos. Realizar una auditoría de propiedad int electual con orientación legal le garantiza saber qué proteger más de cerca.

Disponer de un registro detallado facilita el seguimiento y establece reglas que establecen niveles de acceso interno. Conozca sus principales objetivos que necesitan protección.

Limitar el acceso y las divulgaciones

Una vez identificada la propiedad intelectual clave, es imperativo minimizar la exposición. Esto significa limitar qué personal tiene acceso y en qué condiciones. Requerir acuerdos de confidencialidad firmados para el acceso. Restrinja la visualización de documentos y planos confidenciales. Prohibir fotografiar bienes protegibles. Supervise de cerca a quién se le concede acceso y con qué propósito.

Instituir principios de acceso de “necesidad de saber” y “privilegios mínimos” limita el potencial de filtraciones. Para propiedad intelectual verdaderamente confidencial, como patentes pendientes, asegúrese de que solo el personal esencial las vea antes de su divulgación pública.

Educar a los empleados sobre los riesgos y responsabilidades de la propiedad intelectual reduce aún más las divulgaciones involuntarias. Limitar el acceso es la barrera más fuerte contra la exposición.

Implementar medidas de seguridad

Ya sea que se almacenen digital o físicamente, los secretos comerciales necesitan controles y protección sólidos. Siga las mejores prácticas de seguridad de datos para clasificar, monitorear y restringir documentos confidenciales.

Cifre dispositivos, establezca contraseñas complejas y habilite capacidades de borrado remoto para móviles con IP. Refuerza la seguridad de tus contraseñas con administradores de contraseñas y autenticación multifactor.

Para activos físicos, utilice cerraduras, sensores y controles de acceso. Desactive los dispositivos de grabación cerca de áreas protegidas. Realice controles de equipaje al salir de zonas restringidas. Ayude a los empleados a comprender que la seguridad depende de la diligencia colectiva. No pase por alto las precauciones analógicas ante las amenazas de propiedad intelectual de la era digital.

Fortalecer las defensas cibernéticas

Dado que la mayoría de los secretos comerciales ahora residen digitalmente, es imperativo reforzar las defensas de seguridad de la red y de los datos. Implemente firewalls, monitoreo de amenazas, protección de terminales, controles de acceso y herramientas de prevención de intrusiones. Realice pruebas de penetración periódicas. Filtra el tráfico, filtra las descargas y bloquea aplicaciones no autorizadas.

Exija contraseñas sólidas, autenticación multifactor y permisos de acceso estrictos. Aísle y cifre los datos de la joya de la corona. Elimine las puertas traseras que eluden las defensas. Restrinja la conectividad en dispositivos que contengan datos confidenciales. La ciberseguridad debe respaldarse con la protección de la propiedad intelectual como una práctica estándar.

Formalizar políticas de manejo de información

Documentar e implementar políticas formales para clasificar, manejar y proteger datos de secretos comerciales tanto físicos como digitales. Transmita claramente responsabilidades como etiquetar adecuadamente los documentos confidenciales, almacenar y transmitir datos de forma segura e informar violaciones de políticas.

Construir procesos sólidos en torno a la propiedad intelectual que reduzcan la dependencia de las elecciones individuales. Exigir acuerdos de confidencialidad y cesión de propiedad intelectual en los contratos laborales, además de juramentos de seguir las políticas.

Para compromisos con terceros, tenga acuerdos de confidencialidad completos que cubran tanto las especificaciones del producto como las innovaciones que surjan durante el proyecto. Crear sanciones claras para las infracciones. Cuanto más formalizado sea su programa, más fuertes serán sus protecciones legales.

Esté atento a las amenazas internas

Si bien los piratas informáticos externos representan un peligro claro, recuerde que los empleados y socios con acceso a menudo causan los daños más profundos a través de robos y filtraciones.

Busque patrones sospechosos como descargas anormales, violaciones de seguridad e intentos de acceder a archivos protegidos sin autorización. El seguimiento de estas señales de alerta ayuda a detectar los problemas a tiempo.

Realice verificaciones de antecedentes exhaustivas durante la contratación, especialmente para roles sensibles. Asegúrese de que el personal saliente devuelva los activos de datos confidenciales y revoque el acceso. Instituir el concepto de separación de funciones para que ninguna persona controle todo el proceso. Es imperativo permanecer alerta contra el robo de propiedad intelectual por parte de personas internas.

Hacer cumplir los derechos de propiedad intellectual

Por último, prepárese para defender legalmente sus derechos de propiedad intelectual y procesar las violaciones ante tribunales o procedimientos. Trabajar en estrecha colaboración con abogados con experiencia en litigios y protección de propiedad intelectual. Pueden emitir avisos de eliminación, presentar órdenes de restricción y mandatos judiciales, e iniciar demandas para obtener daños y perjuicios de los infractores. Una aplicación estricta envía el mensaje de que defenderá los derechos enérgicamente.

Conclusión

En la era de la información actual, los procesos propietarios y el conocimiento intangible representan algunos de los activos más valiosos que posee una empresa. Sin embargo, sin una protección vigilante, estos secretos comerciales enfrentan un inmenso riesgo de verse comprometidos a través de filtraciones tanto electrónicas como humanas.

Si bien la protección de la propiedad intelectual puede parecer un trabajo ingrato, es de vital importancia para sostener la diferenciación competitiva y el éxito en el mercado.

Al identificar sus activos más valiosos, limitar la exposición, reforzar las defensas y hacer cumplir los derechos, las empresas pueden proteger las inversiones en innovación obtenidas con tanto esfuerzo y que las distinguen.

Con disciplina constante y adaptación a nuevas amenazas, la propiedad intelectual puede permanecer protegida y seguir impulsando el desempeño empresarial.