19 mayo, 2024

IsProto

Soluciones para Redes e Internet

El consumo de energía eléctrica mientras no provenga de fuentes renovable, produce un impacto negativo en el medio ambiente. Ademas de afectar la economía del hogar. Gracias a la Domótica podemos ahorrar varios recursos como el agua, electricidad y gas natural.

El ahorro energético se puede implementar de mucha maneras en nuestra casa inteligente. En muchas ocasiones no es necesario sustituir los electrodomésticos o sistemas del hogar por otros que consuman menos energía, simplemente realizando una programación eficiente del encendido y apagado de los mismos logramos una alta eficiencia energética. Ayudemos al planeta y a nuestro bolsillo!!!

Climatización, con un simple control de enchufes mediante telefonía móvil, Ethernet o WiFi, podemos lograr el encendido y apagado del clima del hogar.

Control de toldos y persianas, mediante un mando a distancia lograremos accionar las misma e incluso podría programarse para que, a determinada hora del día, las persianas o los toldos se accionen, permitiendo o no la entrada de la luz solar al interior de la vivienda, ya sea con un sensor de sol, un controlador horario o con el mando a distancia.

Gestión eléctrica, racionalizando el consumo de equipos eléctricos que no sean prioritarios a una determinada hora del día, cuando las tarifas sean más elevadas.

Instalando paneles solares que durante el día generen electricidad y automáticamente se conecten a la red eléctrica de nuestra vivienda.

La iluminación y el ahorro energético

Los Sistemas de iluminación domésticos al poder ser programados en dependencia de la intensidad de luminosidad. Con la detección de la presencia de personas, las luminarias se activan solo cuando es necesario. Es por esto que se afirma que una casa bien controlada en cuanto a iluminación es cuando las luces están prendidas solo cuando son requeridas.

Un complemento a las escenas de iluminación seria el control automático de las cortinas o persianas aprovechando la luz solar al máximo.

Climatización inteligente

Uno de los mayores consumos de energía que tenemos en nuestras casas, esta relacionado con la climatización. En este aspecto la Domótica nos ayuda mucho gracias a los sistemas de regulación de la calefacción o aires acondicionado, en dependencia de la temperatura interior de la casa. Solo sus equipos de clima tienen que estar prendidos el tiempo indispensable. Y apagados si no estamos en casa.

Además con la instalación de sensores en las ventanas y puertas. Podemos ser avisado cuando estas estén abiertas, lo que ayuda mucho a la climatización del hogar.

Otra de las aplicaciones consiste en implementar al sistema un control remoto del clima conectado a nuestro teléfono. De tal forma que establezca una conexión hacia la calefacción y cuando el usuario únicamente esté de camino hacia su vivienda, esta sea prendida.

Ahorra con un control inteligente de tus Electrodomésticos

El apagado total de los electrodomésticos es otra de las ventajas que trae la Domótica a nuestro hogar. Siendo posible programarlos para lograr un menor consumo de energía eléctrica. Las fuentes de alimentación de nuestros aparatos consumen del 10 al 15 por ciento de la energía total del electrodoméstico. Si colocamos un enchufe inteligente que apague totalmente el aparato, ahorraríamos una buena parte de la energía que se desperdicia por este motivo.

Con la instalación de sensores de calidad de aire podemos ser avisados si hay averías o fugas. De esta manera podemos cortar el suministro de gas a la vivienda.

De igual manera con la instalación de sensores de fuga de agua podemos detectar rápidamente si existe alguna fuga de agua en la vivienda. Estos sensores estarían enlazaros a una aplicación de nuestro teléfono por lo que podemos estar enterados en todo momento.

Otras soluciones como la instalación de ducha y grifos inteligentes. Que regulan la apertura del agua solo cuando detectan movimiento. Esta solución además de ser muy cómoda es también muy ahorrativa.

Descubre en este articulo otras formas de como puedes ahorrar energía en tu hogar