21 octubre, 2021

IsProto

Soluciones para Redes e Internet

Gestión de riesgos – Definición, Estrategias y Procesos

matriz de gestión de riesgos
Advertisement

La gestión de riesgos es fundamental en toda organización. Existen numerosos riesgos que podrían poner en peligro los objetivos: financieros, responsabilidades legales, errores administrativos, desastres naturales y otros problemas que son solo algunas de las principales preocupaciones.

La seguridad de datos y TI son preocupaciones importantes para muchas organizaciones, ya que los riesgos asociados a ésta área normalmente podrían afectar toda la institución. La gestión de riesgos no es nada simple: Incluye la identificación y el control de las amenazas en todos los aspectos del funcionamiento de una empresa, incluidos los datos corporativos confidenciales, la información del cliente y la propiedad intelectual; los eventos imprevistos pueden costarle dinero a la empresa o incluso su supervivencia: las pequeñas empresas se ocupan de su situación ad-hoc, mientras que las grandes corporaciones lo hacen formalmente.

Como resultado, la gestión de riesgos ayuda a las empresas a prepararse para lo peor, lo que a menudo las protege a largo plazo. La gestión de riesgos es vital porque alerta a las empresas sobre posibles amenazas y les permite mitigarlas antes de que se materialicen. Las empresas incurrirían en enormes pérdidas si no se realizara la gestión de riesgos.

Ventajas de la gestión de riesgos

  • Establecer procesos para evitar posibles riesgos y reducir su impacto si se materializan, así como hacer frente a las consecuencias.
  • Advertisement
  • Generar confianza en sus decisiones comerciales porque comprenden los peligros y cómo evitarlos.
  • Los conceptos de gobierno corporativo que se centran en la gestión de riesgos pueden ayudar a una empresa a lograr sus objetivos.
  • Establece un entorno de trabajo seguro y protegido tanto para los empleados como para los consumidores.
  • Reduce la responsabilidad legal al tiempo que mejora la estabilidad de las operaciones corporativas.
  • Protección contra eventos negativos.
  • Ayuda en la creación de un plan de seguro sólido y en la identificación de los requisitos del seguro, tanto para la protección como para ahorrar dinero en los pagos del seguro.

Gestión de riesgos en 5 sencillos pasos

gestión de riesgos corporativos

Determine los riesgos

Las cuatro categorías principales de riesgos son: riesgos de peligro (incendios, accidentes), riesgos operativos (rotación, falla del proveedor), riesgos financieros (recesión) y riesgos estratégicos (nuevos competidores, reputación de marca).

Al reconocer los muchos peligros, su rostro es esencial para la gestión de riesgos. La investigación interna y la investigación externa pueden ayudar a las empresas a analizar el riesgo.

Las evaluaciones de riesgo interno se pueden realizar a través de entrevistas, lluvia de ideas en grupo y grupos focales. Una vez que una empresa ha reconocido su riesgo en cada área, puede ir más allá. La gestión de riesgos es vital porque permite que una empresa identifique y maneje con eficacia los peligros potenciales.

Advertisement

Evaluar los riesgos

Reconocer el problema suele ser el primer paso para encontrar una solución. “¿Qué produjo tal riesgo y cómo puede influir en el negocio?” es una buena pregunta a considerar antes de decidir cómo gestionar los riesgos con éxito.

El mapeo de riesgos en documentos, reglas, procedimientos y procesos comerciales es una etapa crucial en la implementación de la gestión de riesgos. Habrá un marco de riesgo para evaluar los riesgos y notificarle sus efectos a largo plazo.

Evaluar o clasificar los riesgos

Los riesgos deben clasificarse y priorizarse de severos a menores. Los peligros más graves se enumeran primero, seguidos de los problemas menores. La gerencia puede responder mejor a una serie de peligros si es consciente del riesgo y su impacto en la empresa.

Afronte los riesgos

Ahora que su empresa ha identificado y evaluado los riesgos, cada uno debe evitarse o eliminarse tanto como sea posible. Esto se hace contactando a profesionales en cada área o campo en cuestión. Reunirse con otros para discutir el peligro y la solución es esencial para prevenir, contener y tratar el riesgo.

Vigilar el riesgo y evaluarlo

En consecuencia, ciertos riesgos no se pueden evitar por completo y la gestión de riesgos no es un proceso lineal. Es un proceso continuo en una organización dinámica. Las circunstancias cambiantes necesitan una evaluación periódica del procedimiento.

La resiliencia y adaptabilidad de una organización mejorará a medida que formalice su estrategia de gestión de riesgos y desarrolle una cultura de riesgo. El seguimiento de los riesgos también puede garantizar la supervivencia de su empresa.

Enfoques de gestión de riesgos

gestión de riesgos

Una vez que se han reconocido los riesgos específicos de la organización y se ha implementado el proceso de gestión de riesgos, hay algunos enfoques diferentes que se pueden utilizar. Recuerde que cada riesgo es único y puede necesitar un plan de gestión de riesgos único. No existe una solución o enfoque único para hacer frente a todos los riesgos.

Evitar el riesgo: Evitar riesgos no significa evitar los peligros después de que ocurren, sino más bien evitar que surjan. Evitar el riesgo es evitar tantas amenazas potenciales como sea posible. Esto evita interrupciones comerciales, pérdidas y tiempo de inactividad.

Reducción del riesgo: La planificación del proyecto, los procesos comerciales y la infraestructura pueden modificarse para ayudar a reducir el riesgo. Este enfoque de gestión de riesgos puede ayudar a las empresas a reducir algunos peligros. Hacer ajustes para reducir los riesgos puede ayudarlo a mejorar la eficiencia de sus procesos.

Compartir el riesgo: Es posible que entidades externas compartan riesgos con divisiones internas. Encontrar peligros y soluciones comunes es una excelente manera de minimizar y administrar el riesgo.

Retener el riesgo: Una razón fundamental para calificar los riesgos de mayor a menor es determinar su viabilidad económica. Las empresas pueden vender el riesgo si la recompensa proyectada excede los costos asociados.

Conclusión

La evaluación y la gestión de riesgos son las mejores estrategias para que una empresa se prepare para situaciones imprevistas. Las posibilidades de éxito de una empresa aumentan cuando evalúa su estrategia de gestión de riesgos y crea mecanismos para abordarla. Si surge un problema, su empresa estará lista para resolverlo y recuperarse rápidamente.

Sobre el Autor

Proto

Información general sobre sitios web, redes e internet.